5 de noviembre de 2016

SANLÚCAR DE BARRAMEDA DICE ¡NO AL CONTRATO DE OTRA PERRERA!



El próximo día 9 comienza el tan esperado juicio ¡después de nueve años! por el maltrato y tortura de animales cometido día por día en la perrera El Refugio de Puerto Real, que daba servicio a muchos ayuntamientos de la provincia.

Hoy, después de todos los sucesos que destaparon el caso y después de las muchas denuncias de protectoras de la provincia de Cádiz, nos encontramos que se siguen instalando perreras tan terribles como aquélla por empresarios reincidentes como es el caso del propietario de El Refugio, ávidos de contratar sus desastrosos servicios con los ayuntamientos.

Estos gobiernos locales, deseosos de que le quiten el problema, contratan con el postor más barato, sin importarles las peticiones de las protectoras y asociaciones que se dedican a rescatar con sus escasos medios a todos esos animales, víctimas del abandono y de la cultura del maltrato de animales promocionada por el Gobierno.


En España torturar a un becerro, a un novillo o a un toro hasta la muerte o extenuación se ha calificado de patrimonio cultural, por lo cual su tortura está exceptuada de las 17 leyes autonómicas de protección de animales.
Es más, la mayoría de ellas ha reglamentado y organizado su financiación y fomento desde la niñez. Ver en la televisión a un toro desangrándose en estertores de agonía es “normal”.

Toda esta cultura del maltrato hace que el mismo se vea “normal”.
Por ejemplo, tirar camadas enteras vivas a la basura, es “normal”; ahorcar o degollar galgos cuando no corren lo bastante, es “normal”. Abandonar a tus propios perros y gatos en la calle o carreteras cuando se hace grande o está viejo, es “normal”.




Afortunadamente, la conciencia cambia y la sociedad evoluciona, y para la mayoría de ciudadanos, esto ya no es normal.
Estas prácticas pertenecen al pasado, por eso piden, pedimos unas políticas acordes con estos deseos de conservar, de respetar, de no torturar y de no matar sin necesidad.

Se puede cambiar hacia estas ideas. Sí. Es posible no destinar ese dinero para financiar perreras, donde no se tiene en cuenta el bienestar de animal y donde éste sólo representa un número, que va a ser sacrificado en días para dejar sitio.
Esto se ha hecho hace un mes en Sanlúcar de Barrameda, negando en el Pleno la antigua reivindicación de un refugio para animales.
Sí, es posible emplear este dinero en crear un refugio gestionado por las protectoras, donde el sacrificio sea cero y sólo se haga eutanásicamente; en la esterilización de mascotas abaratando su coste, en gestionar la red de adopciones ya creada y en campañas de concienciación a la población de que los animales no son objetos de usar y tirar, que no se pueden criar para vender o dejarlos que paran una y otra vez para luego tirarlos a la basura.




En Sanlúcar de Barrameda es grave la situación de tantos abandonos de animales y colonias de gatos sin controlar y ya es hora de que se escuche la voz de las protectoras- tal como se expresó en el paseo reivindicativo del pasado día 30- para que no tengamos que saber de más casos como los de la tristemente famosa perrera de Puerto Real.

Asociación de Mujeres Animalistas "Lux Dubia"

No hay comentarios: