3 de diciembre de 2017

ROMERÍA DE LA ALGAIDA.

Este año no ha habido acuerdo en la Hermandad. Solución: coger a una mula que arrastre el paso de la Virgen atravesando el Pinar de la Algaida hasta la ermita. La prueba está en el vídeo. La mula tira con esfuerzo y justo detrás los tractores que llevan grandes casetas.
Miles de tractores hay en la Colonia agrícola de Sanlúcar de Barrameda, pero ¡con la tradición hemos topado!
La Iglesia no necesita maltrato de animales para su culto religioso. Ni la tradición tampoco. Podemos evolucionar. ¿Cuánto tiempo hace que hemos sustituído la tracción animal para las labores del campo? Entonces, ¿Qué sentido tiene maltratar a un animal por motivos religiosos?
No sólo es esto. Cuántos toros y vaquillas se martirizan por las calles de España en honor a Santos y Vírgenes? España, siempre a la cabeza de países que maltratan animales.
Es hora de cambiar. La Iglesia no sacrifica animales a Dios. Precisamente por eso el sacrificio de la misa es incruento, sólo es simbólico.
El Catecismo de la Iglesia Católica publicado por el Papa Juan Pablo II en 1992 llama “contrario a la dignidad humana causar innecesariamente el sufrimiento o la muerte de animales”.
Recientemente el Papa, que tomó su nombre Francisco por el santo San Francisco de Asís, en su Encíclica “Laudato Si”, publicada en 2015, defiende el derecho de los animales a no ser maltratados. Su título alude al comienzo de las estrofas del Cántico a las Criaturas del Santo de Asís: “Alabado sea Dios”, pues en ella la Iglesia hace por primera vez una firme declaración contra el maltrato de los animales, aborda el respeto al medio ambiente y aboga por una ecología sostenible.
La Iglesia católica se ha posicionado a favor de la Naturaleza y de los animales con esta enseñanza del Papa Francisco. Por eso nuestra tradición es claramente contraria a esta doctrina.
¿No es una burla esos tractores imponentes detrás de una pobre mula, que va arrastrando un peso sólo para que unos creyentes puedan demostrar su fe?


Fuente, https://www.youtube.com/watch?v=bdcJKnLkpu4&t=922s

5 de noviembre de 2016

SANLÚCAR DE BARRAMEDA DICE ¡NO AL CONTRATO DE OTRA PERRERA!



El próximo día 9 comienza el tan esperado juicio ¡después de nueve años! por el maltrato y tortura de animales cometido día por día en la perrera El Refugio de Puerto Real, que daba servicio a muchos ayuntamientos de la provincia.

Hoy, después de todos los sucesos que destaparon el caso y después de las muchas denuncias de protectoras de la provincia de Cádiz, nos encontramos que se siguen instalando perreras tan terribles como aquélla por empresarios reincidentes como es el caso del propietario de El Refugio, ávidos de contratar sus desastrosos servicios con los ayuntamientos.

Estos gobiernos locales, deseosos de que le quiten el problema, contratan con el postor más barato, sin importarles las peticiones de las protectoras y asociaciones que se dedican a rescatar con sus escasos medios a todos esos animales, víctimas del abandono y de la cultura del maltrato de animales promocionada por el Gobierno.


En España torturar a un becerro, a un novillo o a un toro hasta la muerte o extenuación se ha calificado de patrimonio cultural, por lo cual su tortura está exceptuada de las 17 leyes autonómicas de protección de animales.
Es más, la mayoría de ellas ha reglamentado y organizado su financiación y fomento desde la niñez. Ver en la televisión a un toro desangrándose en estertores de agonía es “normal”.

Toda esta cultura del maltrato hace que el mismo se vea “normal”.
Por ejemplo, tirar camadas enteras vivas a la basura, es “normal”; ahorcar o degollar galgos cuando no corren lo bastante, es “normal”. Abandonar a tus propios perros y gatos en la calle o carreteras cuando se hace grande o está viejo, es “normal”.




Afortunadamente, la conciencia cambia y la sociedad evoluciona, y para la mayoría de ciudadanos, esto ya no es normal.
Estas prácticas pertenecen al pasado, por eso piden, pedimos unas políticas acordes con estos deseos de conservar, de respetar, de no torturar y de no matar sin necesidad.

Se puede cambiar hacia estas ideas. Sí. Es posible no destinar ese dinero para financiar perreras, donde no se tiene en cuenta el bienestar de animal y donde éste sólo representa un número, que va a ser sacrificado en días para dejar sitio.
Esto se ha hecho hace un mes en Sanlúcar de Barrameda, negando en el Pleno la antigua reivindicación de un refugio para animales.
Sí, es posible emplear este dinero en crear un refugio gestionado por las protectoras, donde el sacrificio sea cero y sólo se haga eutanásicamente; en la esterilización de mascotas abaratando su coste, en gestionar la red de adopciones ya creada y en campañas de concienciación a la población de que los animales no son objetos de usar y tirar, que no se pueden criar para vender o dejarlos que paran una y otra vez para luego tirarlos a la basura.




En Sanlúcar de Barrameda es grave la situación de tantos abandonos de animales y colonias de gatos sin controlar y ya es hora de que se escuche la voz de las protectoras- tal como se expresó en el paseo reivindicativo del pasado día 30- para que no tengamos que saber de más casos como los de la tristemente famosa perrera de Puerto Real.

Asociación de Mujeres Animalistas "Lux Dubia"

6 de septiembre de 2016

HOMOMAQUIA. En la piel del toro.



De entre todas las miradas posibles sobre lo que una corrida de toros significa, hay una que realmente impacta y cuya vista no deja a nadie indiferente. Y es la que hemos descubierto en Maella, un pequeño pueblo de la provincia de Zaragoza.
Se trata de la versión que ofrece al espectador la posibilidad de ponerse en el lugar del toro.

Su creador, Miguel Estaña, es un artista de toda la vida, que fusiona la música con la pintura, y esas armas, que él califica como la verdadera Cultura con mayúsculas, las enarbola en defensa de los animales.
Miguel, desde que era niño, ha vivido el trato a veces muy cruel que se ha dado a los animales en su pueblo: a los perros de caza, a los mulos para la trilla y cómo no, en los sangrientos espectáculos taurinos de las ferias.
Cuenta Miguel que un día de vaquillas y corrida con sus amigos, a la vista de la sangre que corría por la arena, fue consciente del tremendo sufrimiento del animal. En ese momento supo ponerse en lugar del toro.
Y esta es la clave de su proyecto, que él ha titulado “Homomaquia”.

“Quiero mostrar a todo el mundo la “semilla” que he sembrado en mi domicilio de Maella-Zaragoza”. “Se trata de la primera plaza antitaurina del mundo y su finalidad es que las plazas de toros se dediquen a temas culturales y no a torturar seres vivos, como sucede en la actualidad con los inocentes toros.” “Esta representación invierte los protagonistas del mundo taurino: los toros son toreros y los toreros son toros”. Para conseguir esto, mi lema es: “Ponte en su lugar, y después opina”. “Propongo que se realicen actividades culturales en todas las plazas de toros del mundo” concluye Miguel.

Su idea la ha plasmado en esta plaza de toros antitaurina, que es visitable en Maella; en un repertorio de pinturas sobre el mismo tema y en una demostración o “performance” que lleva el mismo nombre de Homomaquia y que ha sido ya representada en distintos países: en Francia así como en España (Pamplona, Madrid, Málaga, Huesca) y en Perú. En cada una de ellas participa un pintor que realiza una pintura, simultáneamente a la representación, al mismo tiempo que suena la música. Con ello se quiere expresar que la pintura, la música, es decir, el arte y la cultura, no están en  una plaza de toros y son las verdaderas armas inteligentes que debe utilizar el hombre civilizado en lugar del cruel maltrato de toros y vaquillas.


Maella tiene un rico legado histórico cultural con sus iglesias y su imponente castillo, lamentablemente hoy en ruinas. Asombrosamente, en Maella hay una plaza de toros con una capacidad de espectadores que roza su censo de población, pero hay otra plaza en donde se invierten los papeles, donde son los toros los que torean y donde es el hombre el que es acosado, humillado y torturado: el humano es el toro.

Desde aquí invitamos a utilizar este recurso artístico en exposiciones, en demostraciones a la vista del público y muy especialmente, como actividad extraescolar. ¡Basta de educar a los niños en la crueldad con los animales! ¡Basta de escuelas taurinas para enseñar a los jóvenes a torturar y a matar animales! Ampliemos la empatía de nuestros jóvenes mostrando este tipo de experiencias alternativas. Son necesarias visitas, no a zoos o a acuarios, sino a refugios de animales abandonados, a granjas de ganadería intensiva y por qué no a esta plaza antitaurina de Maella.

 Ya es hora de hacer visible esa otra opinión que tantos medios ocultan y que sorprendentemente es  la que sostiene la mayoría de españoles.¡ No olvidemos que la pluralidad y la democracia son nuestros derechos!

Adjuntamos videos de las performances llevadas a cabo y fotos del repertorio de pinturas de Miguel Estaña.

Málaga:



Plaza de Maella:







Carmen De Bock Cano, Asociación de Mujeres Animalistas "Lux Dubia".
















































12 de abril de 2016

La Junta de Andalucía financia escuelas taurinas y no paga las becas de estudio.-




Volvemos a ver los carteles anunciando becerradas en Sanlúcar de Bda. para los considerados “nuevos valores” de nuestra sociedad.
A muchos esta publicidad nos parece engañosa y manipuladora. Qué pretende la Junta de Andalucía fomentando y financiando las 24 escuelas de tortura que existen en nuestra región?
No nos lo creemos. Nuestro dinero no puede servir para promocionar una enseñanza equivocada, una enseñanza para aprender a matar y para enseñar a nuestros jóvenes en el maltrato y la falta de empatía con los animales.
Choca saber cómo las becas de estudio están concedidas desde enero y que desde hace siete meses el dinero está enviado a Andalucía por el Estado, pero ¡no llega a los bolsillos de los estudiantes! Otras Comunidades hace tiempo que las han pagado. Hay una protesta en la red: https://www.change.org/p/junta-de-andaluc%C3%ADa-pago-de-las-becas-para-estudiantes ; http://www.eldiario.es/andalucia/Becas_0_500800365.html  para que la Consejería de Educación ingrese el dinero a los alumnos. Muchos no podrán seguir estudiando porque no tienen recursos para el transporte.
 Foto AVATMA
Por qué tanta publicidad institucional sobre unos “nuevos valores” que se dedican a acuchillar a unos pobres becerros de no más de dos años y no se le da importancia ni soporte económico a los estudiantes de la enseñanza reglada? Es que no pueden ser éstos también unos “nuevos valores”?
 Foto AVATMA
 ¿Cómo se puede consentir y callar ante lo que están haciendo en nuestros propios ojos, desoyendo las recomendaciones de la ONU sobre el cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño y, siendo una de ellas apartarlos de la violencia de la tauromaquia?
La Convención de los Derechos del Niño fue aprobada por la ONU en 1989 y proclama el derecho del Niño a no ser objeto de ningún tipo de violencia y, en su art. 24 pide expresamente a los Estados partes que adopten las medidas para abolir prácticas tradicionales perjudiciales para la salud de los niños. En última instancia, el Comité encargado de su estudio ha emitido un comunicado a los países donde perdura la tauromaquia “pidiendo alejar a los niños de la violencia de la tauromaquia”.

Está claro que aquí se toman medidas, pero contrarias a todas las recomendaciones.

¡Basta ya de manipulación!
Se financia lo que se quiere y lo que interesa a una conocida minoría de ganaderos y empresarios taurinos que engordan su bolsillo con subvenciones de la Junta a costa de retraerlo de otras partidas que ¡sí que deberían ser prioritarias!

Asociación de Mujeres Animalistas “Lux Dubia”. Andalucía.

26 de abril de 2015

LOS VALORES DEL TOREO.-



(Reproducimos la denuncia de la Asociación de Mujeres Animalistas Lux Dubia respecto a la organización de becerradas y otros espectáculos taurinos)


Se ha organizado en Sanlúcar de Barrameda, como en muchos otros pueblos de Andalucía, una becerrada. Esta se anuncia con la justificación de fomentar los llamados “valores del toreo”. Por extensión, el vocablo se viene aplicando para nombrar a los aprendices de torero-matarife. De ahí  que a estos jóvenes se les llame “los nuevos valores del toreo”.

Sabedoras de lo que realmente significa una clase práctica, una becerrada, una capea, una corrida, un festejo taurino popular y tantos espectáculos bochornosos que sólo conllevan maltrato y muerte de animales y como asociación defensora de los derechos de los animales, nos preguntamos con perplejidad qué significado se le atribuye a la palabra “valor” en este caso.

Es quizá un valor dar muerte como espectáculo a un animal que no roza ni el año?
Es quizá un valor, entendido como un mérito, atravesarle su cuerpo con un estoque las veces que haga falta hasta que caiga a la arena moribundo? Y es quizá un valor descabellarlo una y otra vez hasta que quede inmóvil - que no muerto?
Como su mismo reclamo indica esta becerrada consiste en una clase práctica de su mal llamada “escuela de tauromaquia”. Pueden pensar por un momento cuánto no sufrirán estas crías de toro a manos de personas inexpertas? Y cuánto más lo hacen cuando se trata de la modalidad de “a puerta cerrada”?

No, no es un valor matar. Tampoco es un valor educar a los jóvenes en la crueldad y menos y aún más flagrante, es que el Gobierno destine dinero de todos los andaluces a inculcar esta violencia y este desprecio por la vida.

Asociación de Mujeres Animalistas Lux Dubia.
Imágenes cedidas por AVATMA. Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la tauromaquia y del maltrato animal.

4 de febrero de 2014

CAZA Y DAÑOS COLATERALES


Nótese el tono irónico del texto---

La caza origina el maltrato de miles de perros de caza, durante el año encerrados y hacinados en zulos y a base sólo de pan muchos de ellos, luego el transporte inhumano de las rehalas y por fin su exterminio de la manera más ruín, degollados, quemados, tirados vivos a los pozos, y en el mejor de los casos, abandonados a su míserable suerte muertos de miedo y de hambre. La caza en España es sagrada, porque es un deporte y además es una actividad "muy ecológica" y "muy sostenible"; los clubes de caza están subvencionados pues son "actividades deportivas-culturales" y en definitiva todo en general "da mucho trabajo", y es una actividad de "ocio" insustituíble para grandes y pequeños, especialmente para los "muy grandes" no olvidemos que en la caza mayor se mueven importantes sumas de dinero, ¡millonadas! Y además y lo mejor de todo, es que es una actividad muy democrática, porque todos tenemos acceso a participar de los cotos de caza , ¡ Hace tiempo que ya no es sólo para "los señoritos" !Ahora todos pueden ir por ahí pegando tiros, incluso en zonas aledañas a parques naturales, donde la gente pasa en bicicleta o pasea y puede darse la casualidad de que le peguen un tiro, pero bueno, eso es algo totalmente accidental y puede ser considerado un daño colateral.......



http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/galgos-mes-temido-temporada-caza_2_1742505077.html